Depresión post parto en la mujer

por Sep 7, 2020Sintomas Depresivos, Uncategorized0 Comentarios

Rate this post

¿Qué es la depresión post parto?

La depresión post parto es una alteración que se produce en el estado anímico de la madre después de haber dado a luz. Se caracteriza por una mayor irritabilidad, apatía, tristeza, sentimiento de culpa, sentimiento de falta de valía como madre . Así como dificultades para comer o dormir, entre otros factores.

Depresion post parto

No hay que confundirlo con las dudas o emociones que surgen en los primeros 10 días después del parto. Sin embargo, si estos síntomas perduran a meses o incluso el primer año estaríamos hablando de depresión post parto.

Causas de la depresión post parto

Además de los cambios biológicos, como son la bajada de progesterona y estrógenos en el momento del parto, hay factores que pueden hacer que haya mujeres más propensas a sufrir una depresión post parto.

Por ejemplo, el hecho de haber sido un parto traumático, haber desarrollado con anterioridad una depresión, problemas en su entorno, problemas de pareja… Sin embargo, hay un factor social que no debemos pasar desapercibido.

Componente social como causa

A menudo vivimos, en un contexto en el que la figura materna se ha inculcado a las niñas desde pequeñas. Esto ocurre desde el uso del juego simbólico con bebés hasta con frases del tipo “Cuando seas madre serás la mujer más feliz del mundo”.

Este tipo de frases están presentes a diario en el periodo de embarazo de una mujer. Continuamente se lanzan mensajes del tipo “Ser madre es sinónimo de felicidad” “Ser madre te cambiará la vida” “Has de ser una buena madre” …

Todo esto conlleva a la mujer una serie de pensamientos que pueden llevarla a estar muy confundida. Experimentándose cuando en el momento del parto se encuentra mal, cuando el bebé llora y está irascible o bien cuando no descansa e incluso afronta situaciones con mucho miedo.

Estos pensamientos chocan con lo que ha idealizado a través de toda su vida. Este conflicto interno conlleva a un sentimiento de culpa y tristeza, derivando en bajo estado de ánimo o depresión.  La mujer puede sentirse juzgada si, además, cuenta aquello que le pasa “¿Cómo voy a mostrar que estoy triste si acabo de ser madre y esto es lo mejor del mundo?”.

Esto hace que aumente la ansiedad mostrándose cada día más irritada, angustiada y surjan aún más miedos a la hora de afrontar situaciones, ya que no quiere ser juzgada por los demás.

Síntomatología

Los síntomas de la depresión post parto son iguales que los de la depresión común, excepto en la temporalidad. En este caso, los síntomas aparecen desde el final del periodo del embarazo hasta unos meses después del parto.

Los principales síntomas son:

  • Bajo estado de ánimo. Normalmente suelen sentirse tristes la mayor parte del día, aunque hay periodos o incluso días en los que no es así. Puede sentirse peor por las mañanas o por las noches.
  • Irritabilidad. Suelen mostrarla sobre todo con su pareja y también en el caso de que tenga más hijos. Sueles estar más irascibles ante cualquier circunstancia que sea o interprete como problema.
  • Cansancio. Se trata de un cansancio extremo, llegan incluso a confundirlo con algún tipo de enfermedad. La mayoría de las madres presentan cansancio en los primeros meses después del parto por las distintas situaciones que se les van presentando. En este caso el cansancio del que hablamos es más extremo.
  • Apatía. Se siente incapaz de disfrutar con cualquier cosa que se le presente, así como tomar iniciativa hacia algo o motivada en todos los aspectos de su vida.
  • Insomnio. A pesar del cansancio acumulado y de la ayuda que le hayan podido prestar no puede dormir en las horas que tiene oportunidad de hacerlo.
  • Pérdida de apetito. No suele estar pendiente de la hora de la comida, puede ocurrir que se salte comidas o bien que coma poco. Además, aquí hay otro factor desencadenante como es haber cogido peso durante el embarazo y llevarle de nuevo al sentimiento de culpa. Esta evaluación negativa por su parte derivará en una baja autoestima.
  • Sentimiento de no poder afrontar la maternidad. A pesar de haber disfrutado su embarazo y de haber sido madre suelen surgir pensamientos del tipo “no voy a hacerlo bien”, “no puedo compaginarlo todo” o “no puedo organizar la rutina de mi bebé como había imaginado”.
  • Sentimiento de culpa. Este sentimiento aparece a modo de pensamientos y emociones desagradables que le impiden actuar de manera que le conduzca a los valores que se planteaba como madre.
  • Pérdida del deseo sexual. Aquí es importante destacar que no sólo no le apetece por el miedo a que puedan ser algo dolorosas tras el parto, sino que desaparece cualquier deseo o motivación por mantener relaciones con su pareja ya que su estado de ánimo le impide llegar a tenerlo.
  • Ansiedad: puede aparecer mucha ansiedad a la hora de hacerse cargo de cualquier actividad con el bebé por miedo a hacerle daño. Por ejemplo, tiene miedo a bañarle solo, a que pueda atragantarse mientras come, si duerme demasiado no lo ve normal, a no poder ayudarle si enferma. Incluso puede llegar a miedos extremos como, por ejemplo, pensar que puede morir de un momento a otro si ella no lo hace bien. En este caso va a buscar estar siempre acompañada por alguien.

Tratamiento de la depresión post parto

En estos casos es muy importante que la mujer pueda expresar lo que siente y sentirse apoyada por su entorno. Siempre sin llegar al punto de que sea su alrededor quien no le permita hacer todo aquello que está derivando por miedo.

En primer lugar, aceptar que algo no va bien es primordial para poder pedir ayuda a tu pareja, amigo o familiar cercano. Si esto no fuese suficiente, debe plantearse buscar ayuda psicológica profesional.

Es importante que acepte también que no debe ser “perfecta”, sino que tiene derecho a equivocarse en todo momento. En eso consistirá su aprendizaje como madre.  

Es fundamental pedir ayuda e incluso hablar con otras madres de confianza que hayan pasado por la misma experiencia para expresar lo que siente o pedir consejos que puedan ayudarle con sus dudas. Un bebé no viene con libro de instrucciones, por tanto, pedir ayuda es fundamental y no debe darnos vergüenza, sino que debemos normalizarlo en todo momento.

Es necesario priorizar actividades, no puede pretender que todo esté igual que antes de la llegada del bebé ni agobiarse con el orden de las cosas. Hacer lo que sea posible en cada momento sin excesos que pueden llevarle a estar aún más agotada.

La terapia psicológica para la gestión emocional

A nivel emocional, descargar lo que siente para no empeorar el problema que ha surgido e ir afrontando situaciones de forma gradual es de gran ayuda. Por suerte el tratamiento psicológico funciona muy bien en estos casos, siendo de gran ayuda para la mujer y para su entorno que, a menudo, no sabe como ayudarle y afrontar la situación de la mejor forma posible.  

Cuidar la alimentación es primordial para tener fuerzas a lo largo del día. Por tanto, es recomendable no perder comidas y comer de la manera mas sana posible.

Estas son algunas de las pautas para poder mejorar su estado de ánimo, no obstante, los tratamientos psicológicos en sus distintas modalidades tales como terapia cognitivo conductual o por ejemplo terapia de activación conductual para la depresión son dos de las mejores intervenciones para estos casos dentro de la psicología perinatal.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Depresión en el trabajo: La otra Pandemia

Depresión en el trabajo: La otra Pandemia

La depresión en el trabajo No resulta siempre fácil saber qué es lo que nos está pasando en el trabajo. Necesitamos expertos que nos ayuden a diferenciar entre la Depresión en el trabajo y el síndrome de burnout. En líneas generales en el ámbito laboral no se cuenta...

Trastorno de personalidad autoderrotista

Trastorno de personalidad autoderrotista

Definición El trastorno autoderrotista de la personalidad consiste en un patrón de comportamiento destructivo hacia sí mismo, el cual puede iniciarse a comienzos de la vida adulta y estar presente en distintos contextos. La persona que lo padece suele evitar realizar...

¿Cómo saber si tengo depresión?

¿Cómo saber si tengo depresión?

Hoy en día es común escuchar entre las personas decir “tengo depresión” o, “estás depresivo”, pero ¿ Qués es realmente la depresión?; o ¿como saber si puedo tenerla?. Pues bien, seguramente que en algún momento de nuestras vidas nos hayamos sentido tristes, sin ganas...