Síndrome depresivo Postvacacional

por Sep 21, 2021Otros Trastornos Psicológicos0 Comentarios

Rate this post

¿Qué es el síndrome depresivo postvacacional?

Una de las sintomatologías más frecuentes cuando empieza el curso escolar y el regreso al trabajo tras las vacaciones, es el síndrome depresivo postvacacional.

Se trata de un concepto que da nombre a un conjunto de síntomas que surgen cuando una persona tiene que volver a adaptarse a la rutina laboral/escolar tras estar descansando en vacaciones.

El síndrome depresivo postvacacional no es una patología como tal, sino mas bien un trastorno adaptativo que no suele durar mas de 2 a 3 semanas.

sindrome postvacacional

Por lo general, se caracteriza por un cuadro similar al estrés y/o ansiedad: menor capacidad de concentración, desánimo, tristeza, bajo rendimiento laboral, dificultad para tomar decisiones, falta de energía o motivación.

La ausencia del descanso puede provocar enfermedades graves. Por lo que las vacaciones tienen una gran importancia en la salud física y psicológica, repercutiendo en el desempeño en el trabajo y en el estado personal (depresión y/o ansiedad) y organizacional (bournout o absentismo).

El periodo vacacional nos da la posibilidad de suprimir las actividades estresantes, disminuyendo nuestra actividad física e intelectual, así como las demandas sociales habituales en nuestra vida diaria, lo que facilita nuestra recuperación física y psicológica.

Cuando estamos de vacaciones, de forma general, nos saltamos casi todas las rutinas (alimentación, sueño…). La adaptación a la incorporación a la rutina, después de haber estado liberado de los horarios, parece causante de estos síntomas en determinadas personas. Dichos síntomas no son un síndrome o enfermedad en si misma, pero si puede interferir en el desempeño del trabajador hasta las dos primeras semanas tras la reincorporación, afectando también a su vida personal.

¿Cuáles son los síntomas de una persona con síndrome depresivo postvacacional?

No todas las personas van a tener los mismos síntomas ni se van a dar en el mismo nivel. En algunos caso pueden llegar a agravarse y poder llegar a sentir o presentar un estrés agudo y en otras, pueden desarrollarse como un malestar general donde lo mas común va a ser:

  • Bajo estado de ánimosindrome postvacacional
  • Apatía
  • Falta de energía
  • Dificultad para concentrarse
  • Descenso del rendimiento
  • Cambios de humor
  • Sueño irregular
  • Tensión muscular

¿Existen personas mas propensas a sufrir este síndrome?

Hay personas más vulnerables a sufrir este síndrome, ya que tienen una problemática de base como ansiedad, depresión o son personas que no toleran bien los cambios.

¿Los niños también lo sufren?

Cuando llega Septiembre y los niños tienen que volver al colegio, vuelven a ver a sus compañeros, a los profes, tienen material nuevo; es decir, existen diferentes variables motivacionales que pueden hacer más fácil la incorporación a la rutina.

No obstante, esto no quita que les cueste el cambio. Como ocurre con los adultos, pueden existir otras variables que dificulten este proceso de adaptación.

Los síntomas que pueden aparecer en un niño que tenga síndrome depresivo postvacacional no son muy diferentes a los que experimentan los adultos: irritabilidad, apatía, falta concentración, entre otros.

¿Cuándo puede considerarse grave el síndrome depresivo postvacacional?

sindrome postvacacional

Normalmente, todos necesitamos un periodo adaptativo para volver a la rutina después de las vacaciones, en el que poco a poco, nos vamos adaptando. Esto no es indicativo de sufrir una enfermedad mental o psicopatología, sino que se trata de estados normales e inherentes a la naturaleza humana.

No obstante, como la punta de un iceberg, los síntomas del síndrome depresivo postvacacional, en ocasiones pueden ser indicadores de que existe algo que no funciona correctamente.

Si los síntomas son graves, incapacitantes, posiblemente el problema no es el final de las vacaciones sino la situación actual en el trabajo. Cuando el trabajo solo aporta la necesidad económica es importante revisar que nivel de satisfacción estamos teniendo en el área laboral:

¿Estás feliz en el puesto que tienes?

¿Sientes que tienes buenas condiciones laborales?

¿Sientes que reconocen tu trabajo?

¿Sientes que tu sueldo es el adecuado para el trabajo que realizas?

¿Tu jefe te facilita el trabajo?

¿Tienes un grupo de compañeros con quienes te llevas bien?

Por otro lado, hay personas que son mas vulnerables porque previamente a este síndrome ya tienen una patología de base, con lo cual, puede que el síndrome este agudizando otro tipo de problemas como puede ser la depresión.

En otros casos, esta sintomatología puede verse afectada por otros problemas organizacionales tales como acoso, violencia laboral o problemas con los compañeros del trabajo y/o supervisores, y en donde las vacaciones se convierte en un escape de situaciones conflictivas.

Consejos para el regreso a la rutina

Las soluciones para mitigar este malestar, cuando no llegar a ser consecuencia de otros problemas de base y/o problemas organizacionales, son varias, y pasan sobre todo por acoplar la vuelta a la vida cotidiana con el periodo de descanso previo.

Algunas recomendaciones son las siguientes:

  • Anticipar el regreso: se recomienda volver unos días antes del lugar de vacaciones para empezar a cambiar el ritmo de vida en casa.
  • Adapta los horarios de forma progresiva, es decir, ve poco a poco adaptando tu horario a lo que suele ser tu rutina diaria.
  • Procura mantener una buena alimentación y hábitos de sueño.
  • Iniciar la actividad laboral los primeros días de manera suave. No retomar, en medida de los posible, las actividades al 100%.
  • Mantener ciertas actividades sociales y recreativas.
  • Practicar alguna actividad física fuera del trabajo.
  • Reducir el consumo de alcohol y cafeína.

Recuerda que es un período de adaptación que forma parte del proceso. Es normal sentir angustia y lo mejor es aceptar la emoción, sabiendo que son síntomas que van a ir desapareciendo. No obstante, este estado no debería prolongarse más de dos semanas. Si esto sucede, es importante averiguar qué aspectos no están funcionando dentro o fuera del trabajo. En este caso, no dudes acudir a un profesional de salud mental.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cuando los hijos abandonan el hogar

Cuando los hijos abandonan el hogar

Síndrome del nido vacío El síndrome del nido vacío es un fenómeno que se produce cuando los hijos abandonan el hogar familiar, por lo general cuando llegan a la edad adulta y se independizan. En este momento, padres y madres pueden verse inundados por sentimientos de...

Trastorno de personalidad autoderrotista

Trastorno de personalidad autoderrotista

Definición El trastorno autoderrotista de la personalidad consiste en un patrón de comportamiento destructivo hacia sí mismo, el cual puede iniciarse a comienzos de la vida adulta y estar presente en distintos contextos. La persona que lo padece suele evitar realizar...

¿Cómo influyen nuestras creencias en nuestro estado de ánimo?

¿Cómo influyen nuestras creencias en nuestro estado de ánimo?

¿Qué son las creencias? Las creencias son mensajes que nos damos a nosotros mismos en el día a día, cargadas de poder y firmeza, a través de las cuales estamos totalmente convencidos de que lo que nos estamos diciendo o contando es lo correcto, o es una verdad como...